Uso del Biberon

Uso del Biberón

Sabemos que la lactancia materna es el mejor alimento que puede recibir un niño recién nacido, y es recomendable dar de manera exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, sin embargo, en algunas ocasiones, esto no es posible por diferentes factores de salud, bien sea por parte de la madre o del neonato.

No es conveniente dar lactancia materna a recién nacidos que tengan un peso menor a 1500g (muy bajo peso al nacer) o niños prematuros, que tengan un incremento de la demanda de la glucosa o alteraciones metabólicas, en  madres que se le ha suministrado medicamentos para el cáncer, o cuando es VIH positiva.

Entonces vemos que no todas las madres pueden amamantar a sus hijos, no te preocupes no es un crimen, existen fórmulas a bases de leche en polvo que también contienen los nutrientes que el bebé necesita. Para saber que tipo de fórmula es la que más le conviene a tu bebé, pide ayuda a un profesional de la salud que seguro te ayudará a encontrar la mejor. 

Existen dos tipos de fórmula según la edad :

  • Leche de fórmula de inicio: Es la que se da a los bebés desde su nacimiento hasta los 6 meses como alimento único.
  • Leche  de fórmula de continuación: Se administra al bebe a partir de los seis meses junto a otros alimentos.

También existe un tipo de leche llamada leche de fórmula especial, que se prescribe a los niños que presentan alguna patología como diarrea, y para bebés prematuros que contienen una composición mayor en calorías.

La leche artificial se digiere de una forma más lenta, y puede provocar una mayor sensación de saciedad a diferencia de la leche materna, que se digiere más rápido, siendo ésta  absorbida en su totalidad.

Es importante señalar que, la leche de fórmula que el bebé no toma en el momento, debe descartarse.

La leche de fórmula  presenta unas desventajas que tenemos que tomar en consideración: carecen de ciertos nutrientes que son imposibles de sustituir o añadir de manera artificial, no tienen anticuerpos, supone un elevado coste, y puede producir gases, estreñimiento con más frecuencia.

Recuerda seguir las siguientes recomendaciones en la preparación de la fórmula:

  • Usar un biberón limpio.
  •  Preparar el biberón con agua potable o hervida.
  •  Usar  la cantidad de leche en polvo sugerida por el profesional de la salud.
  •  Lavar tus manos antes de preparar la fórmula

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *