Ictericia del Recién Nacido

La ictericia es un signo muy común en los niños recién nacidos, siendo más frecuente en los niños pretérmino  ( aquellos que nacen antes de la semana 37 de gestación). Se puede reconocer muy fácilmente porque la piel del bebé se pone amarilla, también la esclerótica y mucosas.

¿ Qué la causa? Se debe a un aumento en los niveles de bilirrubina. Normalmente el hígado es el órgano encargado de procesar la bilirrubina para posteriormente ser excretada del cuerpo. En los niños recién nacidos el hígado todavía no está bien desarrollado, por lo que todavía no está en toda su capacidad de procesar adecuadamente y los niveles tienden a aumentar. Casi todos los bebés presentan niveles altos de bilirrubina al nacer, que luego poco a poco va desapareciendo.

Existen varios tipos de ictericia en el recién nacido. La ictericia fisiológica aparece después de las 24 horas de nacido,  desaparece posteriormente  en una semana, no supone ningún riesgo para el neonato. En el caso de los niños pretérmino desaparece a las dos semanas sin efectos sobre la salud del niño. No se observan otros síntomas adyacentes.

La ictericia por lactancia materna suele manifestarse entre el quinto y séptimo día. Puede durar un poco más de tiempo, no se sabe a ciencia cierta porqué algunos bebés pueden presentarla cuando están siendo amamantados de manera exclusiva con leche materna, se cree que puede estar asociado a problemas con la lactancia, o con una sustancia en la leche capaz de bloquear la descomposición de la bilirrubina, sin embargo, estos niveles van desapareciendo, raras veces ocasiona algún tipo de complicaciones. 

La ictericia patológica, es aquella que aparece al primer día de vida, o después de una semana. Tiene importancia clínica debido a sus efectos adversos en el neonato.

 Es producida por exceso de bilirrubina  indirecta, puede ser causada por policitemia (trastorno en el cual hay un aumento del hematocrito, es decir, de glóbulos rojos en sangre). También puede ser causada por una hemorragia, o por isoinmunización (consiste en la producción materna de anticuerpos hacia un antígeno de los hematíes fetales, ausentes en la madre).

El tratamiento en caso de necesitarlo dependerá de varios factores, como el nivel de bilirrubina presente, si el bebé es prematuro. En muchas ocasiones se usa la fototerapia.

¿ Qué es la fototerapia? Es una técnica ampliamente utilizada en las unidades neonatales para ayudar a disminuir los niveles de bilirrubina en los neonatos.  

Consiste en la colocación del bebé en una luz terapéutica, que puede ser continua, intermitente o doble.

El bebé se coloca en una incubadora, con una temperatura adecuada, se le protege con un protector ocular los ojos,  y sólo se le pondrá el pañal, no se coloca ningún tipo de ropas al niño. De ésta manera, la luz penetrará en la piel del bebé y mediante foto oxidación, la bilis puede ser excretada posteriormente por la orina y por deposiciones. Es monitorizado frecuentemente por el personal médico y de enfermería.

El médico especialista será el encargado de vigilar mediante exámenes de laboratorio los niveles de bilirrubina y el tiempo necesario de fototerapia.

Otro tratamiento utilizado en casos de niveles de bilirrubina muy alta es la exanguinotransfusión. Es una técnica realizada por especialistas donde se sustituye la sangre del neonato por sangre fresca o reconstituída. Es un procedimiento que puede tener algunos riesgos para el bebé, pero sin duda, salva vidas.

¿ Se puede prevenir? Lamentablemente no se puede prevenir pero sí se puede actuar de una manera precoz ante los síntomas. Es importante que las madres puedan conocer, advertir y servir de aviso en caso de que exista una ictericia patológica. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *