Afecciones Respiratorias

Las afecciones respiratorias son bastante comunes en los recién nacidos. Constituye una de las primeras causas de hospitalización en las unidades neonatales. Los problemas respiratorios son tomados con mucha seriedad y han tomado mucha importancia en la neonatología.

Investigaciones demuestran  que si éstas alteraciones  se intervienen de una manera eficaz y rápida se evitan lesiones graves en el sistema respiratorio del bebé. Si se logra corregir el problema de base se evitan complicaciones y se logra disminuir la morbimortalidad neonatal.

El 10% de los niños recién nacidos puede presentar algún tipo de dificultad respiratoria, y sus causas son muy variadas, se presenta en mayor proporción en niños con menor edad gestacional. Las causas pueden ser tanto  de origen pulmonar como extrapulmonar.

Hay algunos factores de riesgo como los antecedentes prenatales de la madre, alguna alteración obstétrica, complicaciones médicas, entre otros. 

Las afecciones respiratorias más importantes son:

  • Taquipnea Transitoria del Recién Nacido:
  • Bronquiectasia Congénita
  • Síndrome de Dificultad Respiratoria
  • Neumonía Congénita
  • Bronquitis
  • Bronquiolitis
  • Síndrome de Aspiración de Meconio. 

En ésta sección daremos un breve recorrido por algunas de éstas afecciones.

Taquipnea Transitoria del Recién Nacido: 

Es una alteración que puede ocurrir al 2% de los niños recién nacidos. Como su nombre lo indica es transitoria, pudiendo desaparecer antes de las 72 horas de vida.

Se debe a que en la vida intrauterina los pulmones están llenos de liquido, a medida que se acerca el parto, éste liquido es absorbido en buena parte por los pulmones, otra parte se elimina durante el parto. 

El liquido restante puede ser absorbido por el torrente sanguíneo. Lo bebés que se quedan con una cantidad de liquido mayor, y que no ha sido eliminado  generan una taquipnea transitoria, por lo que, necesita respirar mucho más rápido y con gran esfuerzo para que pueda entrar aire a sus pulmones.

¿ Cuáles son sus síntomas?

  • Aleteo Nasal, significa que las fosas nasales se contraen y se ensanchan.
  • Respiraciones muy rápidas, mayores a 60 por minuto.
  • Hay cianosis, que es una coloración azulada que puede estar en los labios, en la nariz, o en toda la cara.

¿ Cuál es su tratamiento?

El recién nacido con esta alteración debe ser hospitalizado inmediatamente para ser supervisado por profesionales de la salud, quienes mantendrán vigilancia de su estado físico. 

Se mantendrá con oxigenoterapia, para ayudarle a respirar, a través de una cámara cefálica  o cpap nasal. Necesitará de líquidos por vía endovenosa, ya que los niños no pueden alimentarse cuando presentan esta afección, de ésta manera se mantiene bien hidratado.

 Se mantiene vigilancia hasta que el niño pueda respirar por sí solo. Esta alteración puede durar de 24 a 72 horas, no deja ninguna secuela que pueda afectar su crecimiento o desarrollo. Una vez que el niño respira y se alimenta bien, es dado de alta.

Bronquiectasia Congénita

Se llama congénita porque el niño nace con ella. También puede ser adquirida si se contrae después de nacer.

Se presenta como una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas con dilatación de los bronquios. Causa mucha afectación en las vías respiratorias mayores y hace que se ensanchen. No se sabe a ciencia cierta que la causa, pero estudios sugieren que se debe a una deficiencia externa del desarrollo del cartílago bronquial, infecciones respiratorias recurrentes, que debilitan la pared, provocando el colapso de éstas y favoreciendo la retención de secreciones que aumentan la obstrucción.

¿ Cuales son sus síntomas?

  • Tos en el 90% de los casos.
  • Fiebre
  • Disnea ( dificultad para respirar).
  • Otitis, puede presentarse.
  • Diarrea
  • Reflujos

Para su tratamiento es necesario aplicar antibióticos y fisioterapia respiratoria que juega un papel muy importante , aunque está contraindicada en el caso de hemoptisis.También es fundamental el uso de broncodilatadores o dispositivos de lavados de las vías respiratorias.

 Con el tratamiento la mayoría  pueden tener una vida normal y sin incapacidades graves.

Síndrome de Dificultad Respiratoria

Es un trastorno bastante común en los neonatos. Se observa en:

  •  En el 80% de los niños con edad gestacional  menor a 28 semanas.
  • En el 15 -30% de niños entre 26 y 32 semanas de gestación.
  • En un 5% de los que nacen con más de 37 semanas.
  • El 10% de todos los prematuros.

Se debe a una deficiencia de un agente surfactante, que es una sustancia resbaladiza y protectora. Esta sustancia ayuda a los pulmones a llenarse de aire y evita que los bronquios colapsen y aparece en pulmones bien desarrollados.

 En el síndrome de dificultad respiratoria los pulmones del bebé no están bien desarrollados. 

El riesgo de presentar esta afección es mayor si la madre tiene diabetes, parto por cesárea, embarazos múltiples, problemas en el parto, entre otros. La mayoría de los síntomas son de rápida aparición, se observan justo después del nacimiento. Aparece una coloración azulada llamada cianosis, aleteo nasal, respiraciones muy rápidas y poco profundas, sonidos roncos mientras respira, los músculos del tórax se retraen con cada respiración.

Los niños recién nacidos con esta alteración necesitan de cuidados médicos especializados. Se administra terapia con oxigeno. Se puede administrar una sustancia tensoactiva en el caso de los niños prematuros, pero sólo el personal sanitario decidirá cuál es el mejor tratamiento a seguir.

 El objetivo del tratamiento será el cuidado integral del neonato que incluirá: un ambiente tranquilo, una incubadora le proporcionará la temperatura ideal, una manipulación adecuada, un buen manejo de líquidos endovenosos para garantizar la hidratación, y el tratamiento de las posibles infecciones.

Neumonía Congénita

Es una infección muy común y potencialmente grave que constituye una de las causas de morbimortalidad en los primeros días de vida.

 Es un proceso inflamatorio de los pulmones. El aire es sustituido por edema en los alvéolos y los conductos pulmonares. 

Es adquirida por el feto de tres maneras, durante el trabajo de parto, hematógena y aspirativa ( intrauterina). En el caso de  los aspirativa y la hematógena se presentan los síntomas en las primeras 24 horas, con una mortalidad elevada. En la neumonía adquirida en el trabajo de parto los síntomas aparecen en las primeras 72 horas.

Se observan los siguientes síntomas; irritabilidad, taquicardia, distensión abdominal, el bebé presenta rechazo al alimento, fiebre, disminución de la orina, dificultad para respirar, cianosis.

El tratamiento será la oxigenoterapia de acuerdo a su estado. Vigilancia de temperatura corporal, aplicación de antibióticos, mantener la hidratación mediante una vía periférica con líquidos endovenosos.

 Los criterios para el alta será la estabilidad clínica, que el bebé tenga una buena succión,  que se esté alimentando correctamente, que no presente ningún otro signo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *